jueves, 2 de enero de 2014

Desconectando de las redes sociales durante un tiempo.


Quiero desearos un feliz año a todos los que habéis formado parte de mí en este viaje interactivo de las redes sociales, y daros las gracias a los que, de alguna manera, habéis apoyado y promocionado mis obras en una u otra plataforma, GRACIAS.

Mi propósito para este 2014 no es otro que escribir, y escribir hasta que finalice todos los proyectos que tengo empezados. Pero para eso debo alejarme de las atractivas y enganchantes redes de internet durante los meses que dure mi premisa. ¿Cuántos? No lo sé.

Pero quede claro que no es una despedida pues estaré conectado aunque no en la medida que lo hice en meses anteriores, sobre todo en Twitter, ya que falté a mis propósitos  en este año que acaba de finalizar. Sobra comentar que seguiré apoyando en menor medida, pero con la misma fuerza, a los que me han demostrado un compañerismo desinteresado y sincero durante este tiempo.

De este modo, compañeros, amigos, escritores y no escritores, estaréis siempre a mi lado; me llevo el aliento que cada uno de vosotros me dio en su debido momento para seguir aprendiendo, y aprendiendo, y aprendiendo... secuencia con la que despierta mi conciencia cada día.

Procurad ser felices en cada uno de los instantes, es la verdadera esencia de la vida.

Y por último, me despido con una frase que muchos de vosotros ya conocéis de mí:
Come lo justo, descansa lo necesario, y aprende de cuanto pase por tu lado.

GRACIAS también a ti, Vigilante.

Desenchufando 3... 2... 1... Off.