lunes, 25 de febrero de 2013

Reseñas: NiñodeNadie y Ángeles de cartón


Qué ilusión.  Llega la primera reseña de la novela NiñodeNadie. En su nombre y en el de todos los personajes del cuento, gracias por leer este Sueño que una vez soñé.
QUEDAMOS EN MI NUBE Blog de Maribel Romero Soler.

Por otro lado, nuestra amiga Begoña (amante de la lectura y escritura también), me sorprendió hace unos días con  una bella reseña de mi novela Ángeles de cartón en su recomendable blog. Gracias por leerme y reseñar a mi querido Champalám; no sabes la satisfacción más especial que me provoca cosas así. Por cierto, y a colación, estoy a punto de subir una nueva versión revisada de Ángeles de cartón a Amazon.es; trabajo que estoy a punto de terminar.
DÍAS DE LLUVIA Blog de Begoña.

Un saludos a todos.
Mián Ros

4 comentarios:

Maribel Romero dijo...

Disfruté mucho con tu NiñodeNadie y con toda la panda. Una novela fantástica.
Por cierto, Ángeles de cartón la tengo ya un tiempo, espero no tardar en leerla porque se me acumulan muchos libros.

Un abrazo y mucho éxito.

Mián Ros dijo...

Gracias Maribel,

A mí me pasa lo mismo, tengo una carga de libros que no sé cuál será el siguiente. Entre ellos tengo Mentes vacías que espero leer en breve.

La versión revisada de Ángeles la subiré muy pronto a Amazon. La antigua que corre por ahí tiene bastante faltas (aún me preguntó qué ocurrió) creo que subí por error un archivo de los primeros borradores (esto me pasa por trabajar como demasiados archivos del mismo libro). Lo dicho, estoy trabajando en otro repaso para mejorarla cuanto antes.

Un abrazo,
Mián Ros

Begoña dijo...

De haberlo sabido me hubiese currado más esa reseña. La historia me gustó porque no es previsible en ningún momento y está exenta de sensiblería, pero llena de una ternura exquisita.

Lo de los archivos es algo que deberíamos aprender a desechar a medida que vamos corrigiendo, para simplificar; pero cómo cuesta. Son pedacitos de historia que laten como los demás ;)

Lamento ese error, pero a fin de cuentas uno aprende a base de cometerlos y corregirlos.
Saludos

Mián Ros dijo...

Sigo pensando que fue una reseña genial, Begoña.

Un abrazo,
Mián Ros