jueves, 28 de abril de 2011



Sentimiento de ciego



Creo en lo que aprecio como en lo que no aprecio, en lo que siento como en lo dejo de sentir. Creo en el susurro de voces como creo en la sinfonía de sus silencios, tanto en lo que me dan al pasar como lo que me niegan al parar. Creo en el azul y en el verde del mismo modo que creo en el negro y el gris. Creo, sí, creo. Creo con tanta fuerza en lo que sé que me espera, como lo creí cuando pasó después de tanta espera. Créeme que creo, y soy gustoso de creer. Creo en la sencillez aun menos brillante tanto como creo en la dificultad más turbia; y creo, claro que creo en las tinieblas aun con los ojos abiertos, como creo en el sol aun con los ojos cerrados. Creo en el desatino y la desgracia con tanto lamento como creo en el acierto y la felicidad que disfruto imaginándome a mí. Creo en la vida tanto como creo en su muerte, creo en los que me ven como en los que no me ven. Yo, creo, y sin esfuerzo, créeme que creo, cómo no voy a creer en lo que creo. Tú eres parte de mi imaginación y sin embargo creo en ti, créeme tú como yo creo en la luz aunque no la veo.
Creo, sí, creo...


Mián Ros (quedan reservados todos los derechos sin permiso del autor)

14 comentarios:

Susana Terrados dijo...

Mi querido escritor, es para creer en ti, con esta impresionante entrada. ¡Qué maravilla de fe la del ciego que se lo tiene que creeer porque no lo puede ver!
Vaya, no lo quiero liar. Me gusta tu entrada.
Besos.

Lola Mariné dijo...

Creo que has escrito un texto estupendo.
Saludos

Margarita dijo...

Fe ciega. Creo que es precioso y muy poético. Y creo en muchas de las cosas que aquí dices. Precioso lo de la sinfonía del silencio y esta entrada.

Ah, felicidades por ese cuento largo que has terminado. Un gusto regresar a los blogs y encontrarse con tan buenas noticias.

Un abrazo,

Margarita

MiánRos dijo...

Hola Susana,

El irreprochable mérito será siempre para los ciegos, pero gracias en su nombre.

Besos,
Mián Ros

MiánRos dijo...

(Apoyándome en el texto) Creo en tu sinceridad, aunque no se vea,

Gracias Lola,
Saludos,
Mián Ros

MiánRos dijo...

Igualmente, gracias, Margarita,
Creer es vivir.

Otro abrazo para ti.
Mián Ros

B. Miosi dijo...

Creer es vivir, ¡cuánta razón tienes, Mián!

Exquisitas palabras, como siempre, a las que nos tienes acostumbrados.

Besos,
Blanca

AMBAR dijo...

Tú eres parte de mi imaginación y sin embargo creo en ti, créeme tú como yo creo en la luz aunque no la veo.
Así es, FÉ es creer en lo que no se ve, y esa vida sublime que no se ve es la que realmente existe y tan verdadera como el plano físico.
yo también creo, en muchas cosas aún cuando no las veo.
Hermosas palabras para meditar sobre lo que es y lo que no es la vida.
Un abrazo.
Ambar.

MiánRos dijo...

Hola Blanca,
Propósito logrado si realmente te gustó; gracias.

Besos,
Mián Ros

MiánRos dijo...

Hola Ambar,

Así es, fe es la que hace que uno se levante cada mañana y se enfrente a toda adversidad aunque no se vea, porque lo que se desea siempre está al otro lado.

Un abrazo,
Mián Ros

PRINTOVA dijo...

Y créeme cuando te digo que creo que este texto es genial. Me ha gustado ese cruce de verdades. Lo has bordado.

Un besote enorme Mián.

MiánRos dijo...

Hola Printova,

¿Creerte? Claro que te creo.

Otro besote gordo para ti.
Mián Ros

Cristina Puig dijo...

Buenísimo Mián, te felicito, gran texto de verdad. Un abrazo,
Cris

MiánRos dijo...

Gracias Cristina,

Otro abrazo para ti.
Mián Ros