jueves, 31 de marzo de 2011

Presentación de la novela, Nunca fuimos a Katmandú de Lola Mariné en Madrid

La otra tarde (martes, 29 de marzo), después de mover unos cuantos hilos y conseguir cambiar el turno en el trabajo, pude asistir a la presentación de la novela, Nunca fuimos a Katmandú de la escritora y amiga de blogger, Lola Mariné. El acto fue en la sala de Ámbito cultural, calle Serrano 52, 7ª planta - Madrid.


A esa hora Lola Mariné tenía una dura competencia: la sección española de fútbol contra la selección lituana y el Real Madrid de baloncesto jugándose los puntos en la Euroliga, y sin embargo no fueron rivales ya que la sala presentaba un aspecto más que aceptable correspondiendo al interés que había despertado la presentación de la novela.



Y allí estaban, amigos, antiguos compañeros de trabajo de Lola, algún que otro cibernauta (como un servidor) y personas que se habían acercado para arropar y conocer a la escritora en persona.



Una vez acomodado en las primeras filas todo trascurrió de un modo natural y distendido, y la palabra que me vino a la cabeza al término del acto fue: breve, muy breve, y esto dice mucho de cómo se dirigió y se cuidó la presentación, y mira que fueron casi dos horas en las que Lola Mariné (con una ilusión que podía verse saltando por su rostro de principio a fin) fue respondiendo a las preguntas que Megan Maxwell (escritora de novela romántica), solícitamente y muy bien argumentada, formulaba. La autora fue desvelándonos (con muchas tablas tras el micrófono, y en esto, he de subrayar, que se percibió sobremanera sus años trabajando como actriz enfrentada, sin ningún temor, a decenas de caras que no la perdían un solo momento de vista), cómo, de qué manera y por qué ha llegado “su momento”, el momento de escribir y dedicarse a la escritura, y cuál fue el sentimiento que la impulso a crear una historia como Nunca fuimos a Katmandú.

A continuación, y antes de pasar a la rueda de preguntas, donde intervino el público asistente (aquí tengo que hacer un inciso ya que Megan me pisó -y no la culpo puesto que llevaba su rol bien aprendido- dos cuestiones que tenía en mente desde que leí la novela, y la verdad, como todo esto fue antes de que interviniese el público, el escuadrón de preguntas que llevaba organizadas os podéis imaginar que enfilaban en todas las direcciones, y, prácticamente, nos dejó bien poco o casi nada que poder resolver o preguntar); bueno, a lo que iba, antes de ceder el micrófono a los asistentes, Mayte Atares Monesma, actriz y amiga de Lola, nos deleitó leyendo un fragmento del capitulo siete de la novela cerrando el protagonismo de la mesa.

Tras los aplausos, el colofón final: firma de ejemplares y fotos junto a la autora.

La charla continuó pero ya de una manera más distendida y fuera de todo protocolo, con el público espaciado en pequeños grupos y disfrutando de la camaradería del momento y del pequeño catering: agua, refrescos y cerveza.

Y nada más que añadir, salvo felicitar a Lola Mariné por este primer éxito y desear que sea el principio de una larga y triunfante carrera como escritora.

Mián Ros

* * * * * *


Blogs de la escritora, Lola Mariné:


Gatos por los tejados


Nunca fuimos a Katmandú


Y eso es todo por hoy, compañeros y amigos. Pasad una feliz semana.


Mián Ros

6 comentarios:

Maribel dijo...

¡Qué emocionante, Mian! Y especialmente para Lola, claro que sí.
Me ha gustado mucho veros juntitos en la foto, y me parece todo un gesto de amistad y buena gente lo que tuviste que mover para poder ir a la presentación de Lola, eso dice mucho de ti.
Suerte a ambos.

Un abrazo.

Susana Terrados dijo...

Buen detalle el tuyo, señal de que eres un buen amigo. Me ha encantado como has relatado la presentación, me parecía estar allí.
Ojala que tenga mucha suerte y venda muuuuuuchos libros.
Prometo buscarlo y leerlo.
Besotes.

Lola Mariné dijo...

Mián, fue un gustazo conocerte. Espero que la panda de locas que nos juntamos al final no te asustasemos mucho, jajaja.

Te agradecería que me enviases las fotos (algunas no se pueden ampliar en el post) porque las que hicimos con mi cámara salieron fatal:
gatosporlostejados@hotmail.com.

Gracias. Ya te contaré cuando lea tu libro.

PRINTOVA dijo...

¡Qué día más emocionante, Mián! Lola seguro que tendrá un éxito muy bonito contando con los amigos como tú que tiene, que remueven cielo y tierra para irla a ver. Hace tiempo que no comento en ningún blog, incluido el tuyo, lo siento, ciertos asuntos me tienen apartada de la blogosfesra y la verdad es que estoy deseando volver a coger el ritmo de hace unos meses.
Te mando mil besotes hermanito y un montón de musas que te inspiren.

Sergio G.Ros dijo...

Me ha gustado mucho la crónica Mián, ha sido emocionante veros juntos, y también muy reseñable todo lo que hiciste para acudir a la misma. Lo dicho, un placer veros a ambos. Un abrazo.

MiánRos dijo...

Amigos,

Seguro que lo habrías pasado tan bien como yo junto a Lola, es una persona muy natural y entrañable.

Gracias a todos.

Abrazos a repartir,
Mián Ros