jueves, 25 de febrero de 2010


Hace algunas entradas ya anticipé en este mismo blog la entrevista que mi sobrina Sara me había hecho para el concurso de El País de los Estudiantes: un programa dirigido a colegios e institutos con el fin de que alumnos/as y profesores/as elaboren en equipos un periódico a través de Internet y puedan ganar, además, fantásticos premios.

Pues bien, finalmente ya está en marcha. Sara participa con los compañeros de su clase del instituto Turón (Asturias). Aprovecho desde aquí para desearles toda la suerte del mundo porque me consta que están trabajando duro y bien en la preparación y montaje del periódico.

La maquetación ha quedado chulísima, lástima que no ha podido acoplar todas las preguntas expuestas debido a que tenía que ceñirse al ancho de una sola cara del papel (en este caso, pantalla), la que abarcaba Sociedad y Cultura, pero aún así, creo que el resultado es muy satisfactorio.

Enlace de la entrevista original en: El País de los Estudiantes, instituto Turón (1A).


El difícil comienzo de un escritor novel

MiánRos es un escritor novel, que a base de esfuerzo y constancia va forjando su propio estilo en un mundo donde no es fácil ser reconocido. En su casa, rodeado de libros, notas y su inseparable portátil, nos recibe.

P: Dinos, has visitado muy recientemente Asturias. En tu blog, MiánRos Literatura Horizontal haces referencia a ello. Como contador de historias que eres, ¿te sentiste inspirado en nuestra bella tierra?

R: Caminar por Asturias (tierra de leyendas), ya es símbolo de inspiración. Recorrer los cañones, hundido entre montañas me trasportó al Latifundio Antiguo, un mundo donde las cosas maravillosas pueden ocurrir en cada uno de los paseos.

P: ¿Qué escritores te han influenciado más a la hora de escribir?

R: Pienso que todo escritor te deja algo incrustado que luego inconscientemente gotea hasta tus obras. Pero si tengo que inclinarme por alguno, sin duda, Tolkien y Ursula K. Le Guin, grandes creadores de mundos fantásticos.

P: La Leyenda de Almaranthya I. "El despertar", fue tu primer libro, primera parte de una trilogía, ¿hacía que lectores va dirigido?

R: Pienso que cualquier lector que vuelque su interés en la novela puede llegar a salir satisfecho tras la lectura. No quiero armar barreras a un determinado sector si digo que es más bien un libro juvenil porque no es así. Aunque serán éstos los que más identificados se sientan con el libro, más bien porque el personaje es un muchacho bastante joven.

P: Para quien no haya leído Almaranthya, cuéntanos, ¿qué se va encontrar en la novela?

R: Para empezar se van ha encontrar un mundo diferente a todo lo que han leído. Las criaturas que habitan en el Latifundio Antiguo son especiales como las razas que los acompañan. Además, es una aventura sobre el miedo de una madre, el coraje, el amor y la determinación de un adolescente por descubrir que hay más allá del presente. Sueños, esperanzas. El joven Dhàniel nos llevará en su cabalgadura a recorrer todo un mundo maravilloso, donde afrontar el peligro puede ser la mayor de las aventuras.

P: En Ángeles de Cartón, (novela finalista del I certamen de creación literaria Bubok), das una vuelta de hoja y nos sorprendes con un drama. ¿A qué fue debido ese cambio?

R: Es cierto, Ángeles de Cartón es un drama cotidiano que podría sorprendernos cualquier día en plena calle. Es la lucha de un padre por encontrar a su hija. Todos los sucesos y sufrimientos por dar con ella quedarán escritos en un pequeño diario. El cambio de género de la Fantasía al Drama no fue hecho a propósito. Llevaba tiempo con la idea de plasmar esta historia que rondaba mi cabeza, y simplemente una mañana todo surgió de un modo natural, y me puse a escribir. Cuando uno se siente comprometido con una historia creo que el género es lo de menos. Lo importante es hacer las cosas bien, que la imagen que tienes de la historia sea lo más fiel al resultado que queda plasmado en el papel, aunque no siempre se consigue.

P: ¿Crees que un escritor debe de ser versátil en sus obras, o ceñirse a un solo estilo de escritura?

R: En la versatilidad puedes encontrar el gusto, está claro, y con mayores variantes en la narración, si tienes una amplia paleta de colores, será mejor que si dependes siempre del verde o del negro, donde lo más que te puede salir son degradados de estas tonalidades, pero nunca un mundo donde jugar con todos los colores. Habrá autores que se sientan identificados con un género y que lo desarrollen especialmente porque es donde mejor se desenvuelven. Yo, sin embargo, nunca me he planteado semejante cuestión: ceñirse a un género.

Surge una idea, se va macerando poco a poco en mi cabeza hasta que un buen día la plasmo y ve la luz; el género llega de la mano de la idea. Aunque tengo que puntualizar que el género fantástico es el que más me engancha. De hecho tengo una frase que dice: "La Fantasía tira tanto de mí, como yo de ella".

P: ¿Sigues alguna técnica especial cuando escribes?

R: Quizá el silencio total. Hay quien pone música argumental para llevar la épica del escrito, rodearse de fetiches para atraer a las musas, yo requiero un entorno tranquilo, sin más.

P: Sueles publicar en las nuevas plataformas que se están haciendo un hueco importante en Internet. ¿Por qué? ¿Crees que el futuro de la publicación está en las webs?

R: Cuando te tienden una mano, y más una mano nueva, actual, y que puede llegar a todos los países con tan solo un clic, por qué no cogerla. Creo que una parte del futuro está en las ventas de Internet. Aunque espero que el libro siempre esté ahí, conviviendo con las nuevas tecnologías.

P: ¿Tienes proyectada alguna otra novela?

R: Estoy embaucado en una nueva novela que vive a caballo entre el siglo XVI y nuestros días, con un personaje de fondo bien conocido como es Leonardo Da Vinci. Sin embargo, desde que surgió la historia siento una gran afinidad con esta obra. Creo que el lector se identificará con el papel de alguno de los personajes, en especial el de la joven Inmacolatta que el día de su cumpleaños adquirirá un enorme compromiso que le cambiará la vida por completo. También tengo previsto terminar la segunda parte de La Leyenda de Almaranthya, que tuve que dejar estacionada para centrarme en la historia anterior.

P: Un relato corto tuyo ha sido publicado junto a otros escritores noveles en un concurso de Tolky Monkys.com. "Abram, el nuevo conde de los vampiros" ¿De dónde nació la idea de este singular personaje?

R: Bueno, lo cierto es que el personaje de Abram estaba ya creado por los dibujantes de Tolky Monkys, yo tuve que adaptarle una historia.

P: Dinos una frase para terminar.

R: Mi gozo se alimenta de palabras, sesteando entre verbos dormidos.

Ha sido todo un placer.
Un saludo a todos.

Mián Ros

Sara 95 (colegio Turón, Asturias)

Un saludo a todos los seguidores de MiánRos Literatura Horizontal, feliz semana.

domingo, 21 de febrero de 2010

SIGUEN LAS SORPRESAS

Si existe alguien que puede conocerme tanto o más que yo mismo, esa es mi querida hermana, Gemma.

Fiel a sus principios de mujer luchadora y tenaz, siempre ha encarado la suerte de manera salomónica, valiente contra la adversidad. Abandonó la rutina y la polución de los feos edificios de la zona centro del país y viajó con su familia lejos, buscando nuevos aires, otras sensaciones. Abierta a la esperanza y labrada por los surcos de la sociedad y el sistema, se desmarcó cargando con su ilusión y se instaló en un pequeño pueblecito del norte de España, emplazado en tierras asturianas. De este modo, demostró que la felicidad y la de los tuyos cabe en la mochila que cuelgas, siempre dispuesta a ser abierta allá donde las circunstancias se apresten necesarias.
Su amor a la pintura y a la poesía han sido sin duda reservas escondidas al exterior, expuesta en contadas ocasiones, aunque bien es cierto que ganó algún concurso de poesía con: El grito, claro que de eso hace mucho tiempo. Para entonces, yo ya sabía de su destreza y de la habilidad de jugar con las palabras sensibles y delicadas que ostentaba, sólo cabía esperar.

Ahora, muchos años después, cuando las tecnologías avanzan más rápido que la estancada moralidad del Hombre y el poco respeto que demostramos tenerle al Mundo abriendo un enorme boquete en las azules costuras de la Tierra, y donde las voces no son sólo un vínculo de encuentro como anhelamos, sino también de desencuentros y desavenencias, ella ha vuelto. Ha bajado en la estación internacional: la red, más reflexiva y madura, y una vez aprendidas las reglas básicas, sorprendentemente y con todo el atrevimiento que siempre ha desplegado, ha abierto un blog: EL GRITO DE PRINTOVA. En él, ella siente volver a reencontrarse con la poesía y con todos esos sueños que habían dormido en su interior.

Mi ánimo y felicitación a ella, hidalga luchadora; tu fantasía es la mía, y la mía tuya.

Para rubricar la sorpresa, en su último post, Printova regala a MiánRos toda la entrada, y como colofón me dedica una de sus preciosas poesías. Gracias Printova, hermanita.

MIÁNROS

Terminó la frase y preguntó,
sin saberlo,
sin entender que el destino,
un manto tendió delante.

Comenzó su andar temprano.
En su alforja
la brújula de los sueños,
su nómada compañera
y unas hojas en el fondo.

Desorientado y confuso,
emprendió su andar.
Caminando a paso corto,
seguro de su intención.

Tropezó, cayó,
más el polvo se quitó,
miró al frente la vida,
y la senda prosiguió.

Bañó su saber en libros,
viejas reliquias de oro,
cual más bellos y sabios tesoros.
Y creció,
y como gota que estalla y se esparce,
así, así nació MiánRos.

Fundió sus palabras aún mudas,
a gritos sobre el papel,
¿cuántas horas?
¿cuántas noches?
para dar forma a su mundo,
nuestro mundo,
el de Dhàniel.

Limpia, brillante,
envuelta en detalles,
acaricia su pluma
como si acariciase un ave.
Sin texturas ficticias,
tiene el don de transformar,
la destreza de crear.
Almaranthya,
ahora es nuestra y
de cuantos quieran soñar.

He perfilado palabras,
que derramen su persona.
Revolví tierra con cielo
para poder describir,
y no hallé rastro alguno,
ni encontré palabras hechas
que describan quien es él.

Más su persona es muy grande,
su humildad más grande aún,
pero inmensa su escritura,
y abrumadora su luz.
Así es él,
así es, Miánros.

Nunca olvides y recuerda,
siempre fue muy especial,
ayer renació de un letargo,
mírale,
hoy nos hace soñar.

Printova (para leer toda la reseña, pincha aquí)

----------------------------------------------------------------------------------


LA ESTRELLA DE DAVID, de Daniel De Cordova.

Hitler estaba seguro de dos cosas: Ralf Holz era el prototipo de la raza Aria y Josef Dietrich lo ayudaría a cristalizar ese deseo.
MiánRos estaba seguro de dos cosas: Daniel De Cordova era el escritor bandera y su Estrella de David el viento que agitaría el estandarte de su pretensión.

La Estrella de David es una novela corta, ambientada en la Segunda Guerra Mundial y centrada en el conflicto de las divisiones alemanas. Con este telón de fondo, Daniel De Cordova nos muestra el lado salvaje del nazismo, pero desde un rinconcito privilegiado: la ventana más humana, la desnudez del soldado, el Hombre, el sentimiento que abriga el Ser, el propio Alma.

Está escrita con atrevimiento, comprimida de sentimientos fascinantes. Un juego donde la alegría nos salpica como el deber, el honor, la Guerra, la sangre, el Amor, el volver a empezar, reverdecer y merecer estar vivo, y VIVIR.

Ralf dijo la verdad, pensó David al cerrar el sobre. Y yo, al cerrar el libro.

Soberbio, Daniel. Mi enhorabuena por la distinguida novela que nos brindas. Sobre todo, por los valores morales que despierta. Párrafos efímeros pero intensos, tajantes, directos, sentidos, amargos, lindos, generosos, violentos, íntegros, explícitos e infinitos dentro de su brevedad... GRACIAS.

Miguel Ángel López (Mián Ros)

----------------------------------------------------------------------------------

Para despedirme, y para todos aquellos que quieran saber un poco más de mis novelas, aquí dejó el enlace al capítulo 2 de Ángeles de Cartón, completito.
Un abrazo a todos y que paséis una feliz semana. Mián Ros.

Pincha la foto para acceder al capítulo 2 El primer Ángel

domingo, 14 de febrero de 2010

SEMANA DE SORPRESAS

Han sido días poco productivos en cuanto a escritura se refiere. He avanzado poco en la novela que estoy escribiendo, aunque no todo ha sido poco provechoso, ya que he podido finalizar un relato que llevaba tiempo rondándome por la cabeza y que tenía muchas ganas de plasmar definitivamente.

No obstante, la semana ha estado sembrada de sorpresas. ¡Y qué sorpresas!

Por un lado he recibido por correo la novela de mi querido amigo Daniel de Cordova, La Estrella de David, enviada desde USA. ¡Me ha hecho muchísima ilusión recibirla, Daniel!

La Estrella de David (sinopsis):
Para redimir el error que cometió en su juventud, un general nazi arriesgará su vida cuando intente salvar a sus mejores amigos... Una familia judía.

* * * * *

Por otro lado, mi querido compañero bloggero, Sergio, ha hecho una entrada en su blog digna de mencionar. Ha reunido a unos pocos compañeros de viaje en esto de la escritura en la que ha sido tan amable de incluirme (gracias, amigo); nos ha bautizado como, La Gener@ación del XXI; todo un detallazo por su parte. Entre ellos hay escritores que ya han publicado, otros estamos por hacerlo, como Dios manda, desde luego, pero con la obstinación entre las cejas de escribir y leer, leer y escribir (interesante bucle), disfrutando de este apasionado arte de entramar tramas, desplegar verbos y extender sentimientos por aquí y por allá, y demás aderezos necesarios.

Ojalá, y digo ojalá, de todo corazón, algun@ de la lista se rebele como gran precursor de esta generación que nombra Sergio, claro que sí, ¿por qué no? Hay escritores muy buenos entre los elegidos. Suerte amigos, y suerte a todas las novelas que tenéis en promoción o en ciernes.

Seguir este enlace para leer la entrada de Sergio en su blog: El Alma impresa.

Y a todos los seguidores de MIÁNROS LITERATURA HORIZONTAL, feliz semana.