lunes, 27 de diciembre de 2010

"... y por decir, lo digo, no lo digo por decir."

Este año que está a punto de guardar sus bártulos y ser un mero calendario atrasado en el recuerdo de todos, ha resultado para mí (en cuanto a la escritura se refiere) un sucinto espacio de inflexión de trescientos sesenta y cinco días, en el que me declaro: culpable, ya que he faltado a mi palabra, palabra que yo mismo enuncié tal que otro día de diciembre del año anterior, una entrada no muy distante de ésta pero del año dos mil nueve, donde lancé, hurgado por la grandiosidad que abarca el tiempo de una añada, que cumpliría la misión de acabar, al menos, dos de las novelas que tengo en proyecto y, muy a mi pesar, tengo que rendirme ante los obstáculos y condiciones que han relegado ese deseo para el año que viene, dándome de bruces y ahogando mi barcaza de propósitos casi en la orilla soñada. Pero de todo se aprende, y esta vez no lanzaré mi intención más allá de este arbotante que fielmente me simboliza y suscribe en mi nombre, aunque estas líneas me ponen de manifiesto nuevamente.

En cuanto a flecos varios, tengo que dar gracias porque ha sido un año, si no bueno, podía decir que de transición, de aprendizaje, de sentarme en el columpio de la paciencia y ver llegar y pasar las cosas, sin prisas y merendando panecillos untados de sosiego, acogido a los brazos del ánimo de todos los que han pasado por aquí y han querido dejar una pizca de sus pensamientos, de sus inquietudes; gracias a todos e incluso a aquellos que no han tenido el tiempo o el atrevimiento de dejar la profundidad de su zapato en este reservado luminoso y en línea, abierto las veinticuatro horas.

Y en cuanto a lo personal: agradecido en cada amanecer, agradecido de poder respirar junto a los míos, junto a mi mujer, junto a mi hija, sentir cómo su aliento infla las velas de mis sueños.
"Dichoso es abrir los ojos e inundarme de colores. Y más hoy, pues tras mi ventana el cielo es más azul que ayer, pero infinitamente inferior al que espero descubrir mañana". (Mián Ros)

Y, sin nada de pena, no voy a brindar por el año que se va ni por el año que nos viene, pues años llegarán tantos como estrellas en el cielo, sin embargo, voy a brindar por la Vida, la única, la mayor de las suertes que podemos tener o desear, agradecido, siempre agradecido de darme la posibilidad de volver a brindar.

"La Vida es un Regalo, la Muerte, la devolución del mismo”. (Mián Ros)

Regresando a las enraizadas costumbres: ¡FELIZ 2011 a todos!

"Come lo justo, descansa lo necesario, y aprende de cuanto pase por tu lado." (Mián Ros)
Hasta el año que viene.

18 comentarios:

Maribel dijo...

Chin chin, brindo contigo por la vida, por las ilusiones y los sueños. Lo que no hemos podido sacar adelante en el 2010, lo sacaremos en el 2011, o en el 2012, no hay que desesperarse, hay que ser agradecido con la vida y con los que nos rodean y nos dan su aliento, tal y como tú lo has expresado en tu bella entrada.

Feliz 2011.

Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

Feliz 2011, Mián.
Y que acabes lo que te propongas, aunque no lo digas.

GEMMA dijo...

Pues me uno a ese brindis, por las no prisas, por tomarse uno las cosas más relajadas, por no correr tras el tiempo, por ti, por tus dos obras, que las acabes cuando ellas quieran ser terminadas, porque disfrutes de cada instante, pero sobre todo por la vida, que como bien dices es un regalo y como tal hay que cuidarla y saborearla. Brindo pues, porque el 2011 te traiga todo aquello que deseas.
Con todo mi cariño.
Tu hermana.

Sergio G.Ros dijo...

Je,je... oye, un puntazo citarte a ti mismo, ;)) Un fuerte abrazo, amigo y Felices Fiestas para ti y los tuyos.

Susana Terrados dijo...

Genial despedida, bienvenida y análisis de año de intenciones. Yo creo que tu saldo es muy bueno y te falta añadir que has compartido con nosotros pensamientos maravillosos, palabras emocionantes y hasta divertidas. Te faltó completar las dos novelas pero a lo largo del año nos has escrito mucho más que todo eso.
Que acabes muy bien el presente y que sea mejor el futuro.
Besotes.

MiánRos dijo...

Chin chin. Brindemos por todos esos sueños, Maribel.
Si quieren llegar a reunirse con nosotros, que vengan, y si no, ya llegará el día, pero eso, sin desesperar, instantes habrá como gotas en el mar.
Feliz 2011.

Un abrazo.
Mián Ros

MiánRos dijo...

Feliz 2011, Lola,

Deseo que tengas un año tan bueno o más como este que se va.

Un abrazo.
Mián Ros

MiánRos dijo...

Brindemos, hermanita: por momentos plenos de vida, de sonrisas, por los niños y mayores para que no conozcan el hambre y la miseria, por la paz, por la cordura perdida, porque todo gire más despacio, en orden, sin ataduras, por el respeto al prójimo, por ti, por mí, por los nuestros, por todos para que sean felices allá donde estén. Que toda alma viviente viva con garantía, que la vida solo hay una y todo el mundo merece ser feliz.

Mil besos y uno más, y feliz 2011.
Mián Ros

MiánRos dijo...

Otro abrazo, Sergio, para ti y los tuyos, sobre todo para ese chiquitín que tiene que estar ya hermosísimo, je je.
Feliz 2011.

Mián Ros

MiánRos dijo...

Siempre son de agradecer tus palabras, Susana,
Es cierto que olvidé nombrar los relatos que han ido abriendo algunas entradas en el blog, y lo bien que me lo he pasado respondiendo a los comentarios, quizá esos escritos sean el pastel de una suculenta comida, je je.
Revierto tus palabras de esperanza: que tus instantes sean horas felices y las horas meses de satisfacción y dicha para los tuyos.

Besotes.
Mián Ros

AMBAR dijo...

Hola Mian Ros, hacia tiempo que no pasaba a visitarte, desde Julio no he parado se ir y venir, de un lugar a otro, con ausencias bastante largas.
Pero no quiero despedir el año sin desearte que sigas con tu propósito de terminar tus dos novelas...al final te sentiras satifecho de haverlas terminado y también felicitarte el que entres en el año nuevo lleno de vida y entusiasmo para seguir escribiendo.
Un abrazo.
Ambar.

Armando Rodera dijo...

Me uno al brindis con los compañeros, MiánRos. Esperemos que ese nuevo año, que está ya a la vuelta de la esquina, venga cargadito de nuevos proyectos y agradabñes sorpresas para todos nosotros.

Espero que disfrutes de la Nochevieja en compañía de los tuyos. Un abrazo y Feliz Año Nuevo!!

PRINTOVA dijo...

Antes de que el año termine, vengo a desearte que el año nuevo te traiga toda la felicidad del mundo, amor y salud.
Un besote enorme.
*¸.•´¸*.•*´¨) *¸.•*¨) ¸*.•´*¸.•*´¨)*
*(¸*.•´ (¸.*•` * ¸.•´*¸.•*´*¨) ¸*.•*¨)
........|___|....CHIIN...CHIIN...
........|000|...
........|000|...*´´*´´*´´*´´*´´*
........|000|... ADIÓS AL 2010!!!
........|000|...
.........\00/....
..........\0/..... *´´*´´*´´*´´*
...........||...... CHIIN...CHIIN...
...........||......
...........||......*´´*´´*´´*´´*´´*
........._||_....BIENVENIDO 2011 !!!
?¸.•*¨)¸.•*¨)
(¸.•´??.¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨) ¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
¸.•*´¨)*,*
(¸.•` *(¸.•` *,*,*FELIZ AÑO NUEVO!!!!

MiánRos dijo...

Gracias Ambar,

Te deseo un feliz año para ti y los tuyos. Ha sido un placer recibir tus visitas.
Un fuerte abrazo,
Mián Ros

MiánRos dijo...

Chin chin, Armando,

A ver si este año que viene tenemos un poco más de cobertura y sacamos la cabeza con alguna novela. Mucha suerte y un fuerte abrazo para ti y los tuyos. Gracias por contribuir en este humilde de blog con tus comentarios, es un placer.

Mián Ros

MiánRos dijo...

Brindemos, Printova,

Mucha suerte en este año que viene, que las musas inunden tu habitación y llenen tu alma de poemas,

Mil besos y uno más,
Mián Ros

María dijo...

Hola...
Compartimos amigos y premios. No me he presentado y no quiero que termine el año sin hacerlo.

Mi nombre es María, la de "Un pasillo encerado" :-)

Feliz año nuevo y un beso.

MiánRos dijo...

Hola María,

Feliz Año también para ti y los tuyos. Mucha suerte en este 2011 y que te rodees de inspiradoras musas.

Besos,
Mián Ros