miércoles, 10 de marzo de 2010

Se ha hecho esperar pero ya está aquí, Cuentos de Personajes para Personajes, con los quince relatos ganadores del concurso, el Cuento lleva el mismo nombre (en su primera edición), entre los que se encuentra mi relato: "Abram, el nuevo conde de los vampiros".

Tal y como dice el equipo de Tolky Monkys en su blog, empezarán a mandar los ejemplares a los ganadores la semana que viene. Imagino que de igual forma saldrá a la venta en la editorial online Bubok, y a su vez en todas las tiendas Tolky Monkys, si todo marcha como se presume, por supuesto; después de esperar tanto tiempo, una semana arriba o abajo quizás sea lo de menos. Lo importante es que estoy deseoso de tener el Cuento ya entre mis manos para poder ver el resultado final. Francamente me hace bastante ilusión ver el relato de Abram (que precisamente lo han escogido para la portada), y así poder comprobar cómo ha quedado la maquetación y las ilustraciones de todas las aventuras, sobre todo la de Abram, cómo no.

Para los que aún no habéis leído el relato de Abram, lo vuelvo a incorporar bajo estas líneas. Espero que os guste. A los que no, podéis dejar vuestras quejas en el tablón de comentarios, pero por favor, no revolváis, gracias (los servicios de limpieza ya no vendrán hasta el lunes).

"Si supiera cuánta esperanza de vida me queda, no sería Hombre, sino un dios." (Mián Ros)
-----------------------------------------------------------------------------
Abram, El Nuevo Conde de los Vampiros

Todo está oscuro, nada incita a pensar que es lunes. De pronto, una veintena de fluorescentes se activan a plena potencia, todos menos uno; El Tuerto, que se enciende y se apaga, se enciende y se apaga... revelando las formas que permanecían dormidas a ambos lados del corredor.

El murmullo vuelve con la luz.

─Este es un buen lugar. Por aquí pasan muchas jovencitas...

“Sí, lo es. Pero ya nada será igual.”

─¡Calla, Mentemía!

“Cuándo vas a convencerte de que te apresaron. Nunca escaparás. Estás encerrado de por vida.”

─¡Incrédulo! Mis antepasados y hermanos vampiros vendrán y me sacarán de aquí; pero mientras esto suceda, hay que alimentarse.

“Jamás vendrán. Todos están encerrados como tú; hay cientos... yo los vi. Los metieron uno por uno en las celdas. Celdas pequeñas e incómodas como la tuya.”

─Sí que lo harán. Aparecerán tarde o temprano. Soy Abram, El Nuevo Conde de los Vampiros, y por El Gran Roble y la promesa que juré bajo su sagrada sombra, que acudirán a mí.

“Estás rayando la locura. El encierro te trastorna.”

─¡Calla!

“No, no puedo callar mientras no admitas que no eres conde de nada.”

─¿Y las víctimas? Cientos de ellas cayeron a mis pies bajo la violencia de mis colmillos; el Roble es testigo...

“Lo soñaste.”

─¡De eso nada! ¡El Roble creció y extendió su copa de hojas gracias a las jovencitas que yo le entregué!

“Nada de lo que dices existió realmente.”

─¡Noooooo...! ¡No quiero oírte! Me enfrenté sin miedo a la joven de manos y ojos gigantes sin desfallecer...

“Ella fue la que te encerró.”

─¡¡Noooooooo...!!

“¡Sí! Y otra, tan grande o más que ella, y de su misma raza, te condujo hasta aquí.”

─¡Mientes!, no fue así.

“Sí que lo es... ¡Y estás perdido!, lo quieras o no. ¿Quién se atrevería a sacar de aquí a un Conejo-Raro como tú?”

─¡Calla, te digo! ¡No soy un Conejo-Raro! ¡Es un disfraz para cazaaaarrrr!

“Estás ridículo.”

─¿Por qué me haces esto? ¿¡POR QUÉ ATORMENTAS MI CABEZA DE ESTA MANERA!? Aún conservo el sabor de la sangre en mi reseco gaznate... Y seguirá así si no logro aplacar tu voz. Ahuyentarás a mis niñas, mis tiernas presas, y entonces ya no podré cazar; harás que me sienta inútil de verdad. Terminarás ablandándome, Mentemía.”

“Chssss... Silencio. Alguien viene.”

Abram olvida por un momento la trifulca y se relame sólo de pensar en la cercanía de un jugoso cuello que poder morder; hace semanas que no come.

Los pasos se intensifican y se acercan.

La suerte parece aliarse con el vampiro. Las pisadas se detienen cerca de él.

Abram descubre su presa, y la zona tierna donde abalanzarse; consigue encharcar de sangre su imaginación con la proximidad del festín. Ahora es el momento, piensa.

Pero de repente, es incapaz de moverse, pues su futura víctima mueve los ojillos y le ve.

─Mamá, ¿puedo llevarme este conejito de colmillos largos? ─pregunta la niña.

─¿Éste? ─La madre coge la súper colorida caja de cartón, y observa la silueta del interior apresada e inmóvil tras el plástico transparente. No parece gustarle lo que ve y arruga el gesto; no tarda en bajar la vista hacia su hija─. Es un Conejo-Raro... ¿No prefieres mejor este puzzle de ovejitas? ─señala.

La niña levanta los ojos.

─Bueno, vale ─murmura sin pensar. Es aún joven y fácil de convencer.

La madre le baja el puzzle y se lo da; enseguida las dos echan a andar.

Vuelve el silencio, y con él, el triste desconsuelo de todos los muñecos “No Escogidos” inunda el corredor, pero esas emociones, ésas precisamente, nadie las llegará a escuchar...

¡Un momento! Creo que hay un sentimiento más activo que todos los demás. Y si no me equivoco, proviene de aquella caja súper colorida que la mamá volvió a dejar en la estantería.

¿Abram?

Sí, es él.

“Te lo dije, eres un Conejo-Raro, Abram. Vete haciendo a la idea de que nadie te sacará de aquí. Tus hermanos vampiros están encerrados como tú... ¿sabes ya lo que significa Encerrados?”

─No empecemos otra vez... Mentemía, por favooooooorrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr...

Las horas pasan y la oscuridad regresa al corredor.

De repente, El Tuerto se enciende, se apaga, se enciende... guiñando el ojo a sus hermanos. Nada incita a pensar que es martes...
Mián Ros (09 /2009)
* * * * * * * * * * * * *
* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
Gracias a todos los seguidores de Mián Ros Literatura Horizontal por estar ahí, o cerca de ahí. Feliz semana.
* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

12 comentarios:

La Bruja dijo...

Recibir los libros parece que se hace enterno, ¿verdad? Pero la espera siempre merece la pena porque es como si al ver tu relato en el papel se hiciera realidad un sueño. Muchos besos

MiánRos dijo...

Hola María,

Qué alegría verte por aquí.
Si que es cierto que cuando el libro se hace esperar parece que la alegría se desborda aún más al verlo entre tus manos (increíble, sería la palabra), aunque yo tengo que esperar siquiera un poquito; espero que no se retrase mucho más y la semana que viene lo pueda tener conmigo.

Besos, amiga.
Mián Ros

B. Miosi dijo...

Hola, Mian,

He leído tu cuento y quería decirte que me ha gustado mucho. A medida que avanzaba iba comprendiendo que se trataba de la tierna historia de un muñeco, un peluche tal vez, con forma de conejo. Pero no es un conejo cualquiera, no. Es un conejo con personalidad, que piensa, que tiene inquietudes, deseos, y que se cree vampiro. Pero lo que da al cuento el toque mágico, ese toque sutil y original es la voz que parece salir del alter ego del conejo, y que lo llama Conejo-raro. Y la voz es Mentemía.

Mentemía es racional, mientras que Conejo-raro navega entre las aguas de la locura y de la fantasía. Y yo como lectora me lo creo, porque está tan bien planteado que empiezo a tomar partido, ¡Y me pongo del lado de Conejo-raro! No me importa que sea un vampiro o que se crea uno, siento pena porque es un muñeco encerrado en una prisión, a la espera de que alguien venga a por él. Lo peor de todo es que al mismo tiempo soy consciente que si llegase el momento, y una niña lo escogiese, probablemente Conejo-raro cumpliría su sueño de convertirse en vampiro, en Abram, el nuevo conde de los vampiros. Y la niña sería la víctima.

Una curiosa mezcla de ternura y de terror. Magnifica idea para un cuento.

Un abrazo,
Blanca

PRINTOVA dijo...

¡Felicidades hermanito! Imagino lo eufórico que debes estar, me uno a tu gran alegría.
Tolky Monkys tiene que abrir una tienda en Asturias, ya sabes que aquí tienes muchos seguidores que te admiran muchísimo.
Ya nos enseñarás el libro, estoy ansiosa.
Un beso.

MiánRos dijo...

Hola Blanca,

Me complace que te haya gustado el relato. La historia es un tanto alocada indudablemente, al menos por parte de Abram. Lo cierto es que tenía que cumplir unas pautas diseñadas, pues Abram tenía tras de sí una historia: un vampiro que se disfraza de animalitos para acercarse a sus víctimas y conseguir su propósito. Yo adapte la historia y la llevé al terreno que más me apetecía.
Gracias por dejarme un comentario tan extenso.

Besos, amiga.
Mián Ros

MiánRos dijo...

No sé si se puede llamar eufórico, pero sí, no puedo negar que estoy impaciente por tener el cuento para echarle un requetevistazo. El equipo de Tolky Monkys creo que se ha currado unas excelentes ilustraciones.

Un besote, hermanita.

Lola Mariné dijo...

Felicidades por ese libro, hace mucha ilusión tener un libro con tu nombre y tus letras impresas.
Me ha gustado el cuento, es muy original.
Saludos.

MiánRos dijo...

Gracias, Lola,
Me doy por satisfecho el saber que te ha gustado de veras.
Un abrazo, amiga.

Mián Ros

Tessa dijo...

Hola MiánRos:
Felicidades, el relato del cuento aparte de original es una idea sorprendentemente divertida de como un conejo se queria convertir en vampiro, despierta mucha ternura.

Un abrazo
Tessa

MiánRos dijo...

Gracias Tessa,

¿Tierno? Creo que le estás dando cobertura a Abram en su más alto nivel de, "modus operandi" para acercarse a su presa y caer a degüello con sus sedientos colmillos, y por lo que deduzco, a ti te ha atrapado, je, je, je... Fuera bromas, es un placer que me hayas dejado tu opinión del relato.

Un abrazo, amiga.
Mián Ros

naTTs R dijo...

Mián Ros, no había tenido la oportunidad de leer tu cuento, así que gracias por incorporarlo a la entrada.

Me ha parecido de lo más original, tanto por la situación como por los personajes. Está ese peluche que se cree un vampiro, la mente que habla como un personaje con vida propia... ¿Quién de los dos tiene razón? Finalmente parece que la realidad se acaba imponiendo, aunque persiste ese toque siniestro. Introduces varios conceptos nuevos para el lector, como son "conejo raro" o el de conde de unos vampiros sobre los que apenas desvelas información. A pesar de todo esto no me perdí en ningún momento. Al contrario, tenía mucha curiosidad.

El cuento bien merece ser publicado. Espero que no se demoren mucho.
Un beso, amigo, y felicidades.

MiánRos dijo...

Hola Natts,
Me agrada que te haya gustado; y eso, esperemos que salga pronto.
Gracias por pasarte.

Besos, amiga.
Mián Ros