domingo, 31 de enero de 2010

EL LEGADO. LA HIJA DE HITLER (BLANCA MIOSI)

Antes de nada, quiero dejar constancia de que lo mío no es analizar las obras que leo, y menos dejar una opinión íntegra y profunda, ni tan siquiera parcial. Siento que la sensación que deja la lectura de una novela es íntima y personal, más allá del simple, "me gustó", o tal vez ese "me esperaba otra cosa". No obstante, tanto para bien como para mal, cada lectura deja impregnado algo en la conciencia que durará años, otras, quizá se lleguen a olvidar más bien pronto. Pero las más intensas, sin duda, vivirán por siempre a nuestro lado. Ese es el caso de la obra que hoy me acoge. De algún modo, ha sido especial. Tal vez por ese motivo no quiero dejar pasar la oportunidad de hacer una reseña, y dejar plasmado mi humilde impresión tras su lectura.

No sabría expresar con exactitud qué me atrajo de la novela de Blanca Miosi, El Legado. La hija de Hitler. O si, quizá fuese una complacencia adoptada tras las incursiones realizadas en la lectura del blog de la autora: Blanca Miosi y su Mundo, el cual recomiendo, al menos, una visita obligada.

"Espero no decepcionarte." Fueron las palabras de Blanca al saber que yo había comprado su última novela. "No lo creo" fue mi primer pensamiento al leer su deseo; deseo que ahora corroboro de viva voz.

Fue empezar a leer y al término del primer capítulo supe que ya no pararía hasta llegar al final. Y así fue, porque cuando una historia gusta nunca deseas que termine. Pero el FIN llegó, sólo entonces me di cuenta de la fuente de atracción que incitaba a leer el libro, y no era otro que el título, la sinopsis más corta y seductora expuesta como un código: El Legado. La hija de Hitler. Asombroso.

El Legado. La hija de Hitler, es una historia compleja y dura en una época donde vivir se hacía difícil, donde el nazismo se hacía un hueco en la historia, y donde personajes quedaron marcados por el protagonista de la novela, El Señor Destino, que profetizó hasta el final de los días el devenir durante tres generaciones de la familia de Erik Hanussen, astrólogo y ocultista de origen judío (cada persona es responsable de sus actos, pero nadie puede escapar de su destino).

Para mí, Welldone era la clave. Desde el momento que supe de él se forjó en mi conciencia un lazo, tan flexible y amplio, que rodearía a todo aquél que se situara en su camino (creo que no me equivoqué).

La autora se mueve con maestría dentro de un orden cronológico de fechas y acontecimientos que surgen a través de los años. Descubre con habilidad y sencillez la historia, a la par que va llevando con astucia los diferentes giros de la trama atrapando a los lectores; mostrando y sacando de escena personajes que entonan perfectamente, y definidos de un modo práctico. La sutil ambientación es la justa para ponernos en situación. Frases cortas encadenadas a otras con frescura sostendrán la tensión hasta llevarnos a la última hoja.

Sin duda, y bajo mi modesta opinión como lector, es una obra a tener en cuenta para leer al refugio de una luz y una cómoda butaca; una narración destacada y por tanto, Sobresaliente.

MiánRos

10 comentarios:

Gemma dijo...

Hay libros que como bien dices dejan mella en lo más profundo de uno, puedes leer muchos después de ese, pero el embrujo de aquel perdura sobre otros, es la magia que poseen, esa magia que inexplicablemente hace que durante bastante tiempo sientas que sigues dentro de sus páginas, aunque ya lo hayas acabado. No tengo el placer de haber leído aun ningún libro de esta gran mujer y admirable escritora, Blanca Miosi, si que me he paseado por su blog y he leído bastantes cosas. Tengo la certeza de que el próximo viaje a la librería será para buscar “EL LEGADO. La hija de Hitler”. Un tema espinoso y atrayente que ha cautivado mi curiosidad.
Muchos besos.

B. Miosi dijo...

Mián, no sé cómo agradecer tanta... la verdad, no sé ni qué decir, amigo. Has logrado que me emocione hasta el punto de no tener palabras con las que retribuir tu generosidad.

Tengo la costumbre al abrir mi blog de fijarme en los nuevos temas de los blogs vinculados al mío, y de pronto vi la portada de un Legado que no conocía, pero que me parecía vagamente familiar. Cuál no sería mi sorpresa al venir a tu blog y encontrarme no solo con una carátula espectacular, (que hubiera querido para mi novela) sino también con un comentario tan hermoso.

No sé si mi novela merezca tanto, o si es la amistad la que mueve a las personas a dejar reseñas tan buenas, que inducen a comprar mi libro, en cualquiera de los casos, agradezco profundamente esta entrada, amigo, y como siempre hago, pido permiso para colgarla en el blog de El legado. La hija de Hitler.

Un gran abrazo,
Blanca

Daniel DC dijo...

Hola Miguel,

Tras un largo reposo médico que me mantuvo alejado de la Internet, regreso y consigo esta sorpresa.

La portada te quedó alucinante y tus impresiones sobre la novela de nuestra querida amiga Blanca, son dignas de publicar en un periódico de lectura masiva.

Un cordial abrazo,

Daniel DC

Sergio G.Ros dijo...

Hola, MiánRos, me ha gustado mucho la reflexión que has hecho de EL legado, creo que es inteligente, y muy bien estructurada. Te felicito, y, además, Blanca se lo merece.
Sin duda, es un libro reconfortante, que te hace pensar.
Un abrazo.

MiánRos dijo...

Hola Gemma,
Desde luego, las grandes novelas son como las grandes composiciones de música, pueden pasar los años y nunca pasarán de moda.

El Legado, de Blanca Miosi es una de esas historias que seguro volverán a mi cabeza de cuando en cuando, y lo hará con esos momentos explícitos de algunos capítulos que tan buen sabor de boca me dejó.

La novela está muy bien narrada, hasta tal punto, que cuando estás pensando que algo se te escapa, ahí está el narrador para cerrar la duda que se había abierto en tu conciencia. Ha sabido coser todas las historias abiertas. Desde luego, te la recomiendo.

Besos.

MiánRos dijo...

Blanca, tu novela merece aún mucho más.

Es cierto que el libro llegó a mí por tu amistad, no hay duda; la curiosidad de proseguir tu bien hacer con las letras en las entradas de tu blog me llevó a comprar El Legado. Pero una vez leída la novela no tengo por más que admirarte. Aprender de tu soltura narrativa y la facilidad con la que intervienen tus personajes, jamás forzados. La trama está muy bien estructurada acorde con los acontecimientos que ocurrieron en aquella época y dirigida hacia el punto que tenías en mente (seguramente) desde que te echaste a escribir: el sótano de San Gotardo. Si más lo sentí fue por Sofía a la que tomé mucho cariño. Intuí su destino, como el Gran Welldone, mi segundo placer, y así uno detrás de otro...

Blanca, por favor, no hace falta que me pidas colgar la reseña en el Blog del Legado, para mí será todo un placer que lo hagas.

Sobre el dibujo no sabía si te molestaría que hurgase con el original; las horas que estudié diseño gráfico se tienen que amortizar por algún lado, je je.

Ha sido un placer escribir esta reseña.
Un beso, amiga.

MiánRos dijo...

Hola Daniel,

Vaya, no sabía nada. Recupérate bien, espero que haya sido cosa de poco.

Blanca escribe muy muy bien. Ya lo intuía, en su blog me había sorprendido gratamente por su manera de narrar y la forma de ambientar los relatos. Con ese reclamo caí en El Legado, y mira, me ha sorprendido aún más, y no sabes de qué manera. Blanca ha conseguido atraerme en todos los capítulos de El Legado, y mira que a mí los conflictos bélicos y la política no me van nada, pero nada de nada. Sin embargo cuando me he querido dar cuenta (en los ratos que he tenido para la lectura, que han sido más bien pocos, por las muchas horas laborales, los doblajes y los domingos de diciembre y primeros de enero que también los he trabajado)fuera de compromisos, me bebí el libro.

Un abrazo, amigo.

MiánRos dijo...

Hola Sergio,

Si que es reconfortante, y bien llevado de principio a fin. Creo que incluso con el tiempo, “El Legado. La hija de Hitler” es de las novelas que apetece volver a coger y releer para encontrar esas antesalas que quizá te hayas dejado sin visitar, esos matices que tal vez pasaste por alto.

Estoy contigo, Blanca se lo merece, escribe fantásticamente bien.
Un abrazo, amigo.

Lola Mariné dijo...

Tengo la novela de Blanca desde hace algun tiempo, pero todavia no he podido leerla.
Creo que caerá muy pronto, y con tu comentario me entran mas ganas.
Saludos.

MiánRos dijo...

Cuando leas El legado, Lola, comprenderás aún mejor esta reseña, te lo aseguro.
Un abrazo, amiga.