miércoles, 30 de septiembre de 2009

CONCURSO TOLKY MONKYS. Son, las 18:55 y he pasado un día para olvidar. Me ha perseguido un dolor de cabeza desde que desperté esta mañana que no se lo recomiendo ni siquiera a los que la tienen pequeña; aún así sería insoportable.

En fin, prometí subir el día 30 el relato corto del concurso Tolky Monkys al blog, y lo haré. Como dije en días pasados, fue leer la convocatoria del concurso, bases y demás, y saltar un destello que podía ser; y lo fue. Quiero recordar que me puse a escribir y no había transcurrido la hora cuando ya estaba repasando y retocando alguna que otra cosa para dejarlo acabado. Y, aquí está el resultado.

(Pincha la foto para leer)

Bueno, un musitado saludo, que me vibra todo. Pienso que mañana veré la vida de distinta manera sin esta cabalgante jaqueca.

“Quisiera consumirme estacionado en una década, y digo bien... quisiera”.(MiánRos)

4 comentarios:

Vicky Pícara dijo...

Impresionante y "sencillamente"... IM-PAC-TAN-TE.
¡Bendito dolor de cabeza, Chache!
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ES BUENIIIISIMO!!!!!!!!!!

MiánRos dijo...

Qué grande, Vicky. Que ilusión me hace verte por aquí.
El dolor parece que remite, y más con el entusiasmo que me trasmiten tus palabras.
Un beso a los tres.

Knabe Mit Koffer dijo...

No sabía que habías sido finalista en Bubok con ángeles de cartón. Te felicito, eso suena muy bien. Está relindo XD. También te escribo por compañerismo, para que veas que sigo tu blog y para corresponderte por tus comentarios, pues siempre estoy encantado de recibirlos... no me pronuncio sobre lo de los Tolky Monkys, ya hablamos de ello.

MiánRos dijo...

Gracias Koffer, el compañerismo es mutuo.

Sin embargo, he de reconocerte que, a veces, tus pensamientos son muy duros, y si esos pensamientos se llevan a la escritura asustan, de veras. Ya sabes por donde voy, de ahí que no comente muchas de tus entradas, lo siento. Mis palabros se quedaron en mi época rebelde...

Eso no quita que yo también sea consciente de la hipocresía del mundo, de la falsedad, del egoísmo, de la envidia; todo eso me asalta nada más salir al descansillo del portal, abrir la puerta y echar a andar; ¡bienvenidos al baile de máscaras!, ya pueden pasear y bailar. ¡Tú no!, sin máscara no puedes desfilar, "la verdad" la tienes que dejar en los bolsillos antes de abrir aquella puerta, sí aquélla, la misma que por donde te vi llegar.

En fin, hablando del libro, “Ángeles de Cartón”, darte nuevamente las gracias, y aún más por haberlo comprado, leído, y puesta encima de la mesa tu auténtica verdad, tu criterio y parecer, todo lo que te inspiro más y menos de la novela; mil gracias.

Bien es cierto que “Ángeles” se quedó en las puertas de ganar y fue solo finalista; me saltó la miel en los labios; lástima, se llevaron el recipiente para otro.
Pero bueno, entre las trescientas y pico novelas a concurso creo que “Ángeles” dio la talla, aunque con la ilusión que recibí y las buenas palabras del jurado no se publica.

No obstante, todo eso te da que pensar, y otra cosa será pero pensar es una afición que tengo a todas horas, no sé si llamarlo afición o vicio, bueno, dejémoslo ahí; si pagaran por pensar olvidaría escribir... puf, lo dudo.

Sin más, y agradeciéndote de nuevo tu tiempo, el interés y las visitas que haces por mi blog, recibe un cordial saludo.

¡Ah, Koffer! No te preocupes por lo de Tolky Monkys, me hago cargo.